Aromaterapia Energética

El vínculo entre el olfato y las emociones es muy profundo. Ningún otro sentido tiene capacidad para actuar tan directamente sobre el ámbito más primitivo de la mente, que es la sede atemporal de nuestros estados de ánimo y nuestras emociones.

El sentido del olfato nos transporta en el tiempo y en el espacio. En ese mágico viaje revivimos experiencias y emociones largo tiempo olvidados. El aroma de hoy se encuentra en la memoria con el aroma de ayer, sorteando los filtros de la mente consciente y lógica.

Mediante estas íntimas conexiones con la mente primitiva e influyente en las energías más sutiles, la aromaterapia genera un efecto muy positivo y beneficioso que alivia el estrés y salvaguarda el bienestar emocional.

Un olor concreto puede desencadenar recuerdos que haya que observar desde una perspectiva distinta. La sutil calidad de un aceite esencial puede penetrar en un área de la conciencia que haya quedado fija o limitada. Así nos enriqueceremos con un entendimiento que tal vez no experimentamos en el pasado y que nos abre nuevas posibilidades.

La forma en la que nos relacionamos con un aceite esencial concreto se produce en función de nuestra fisiología, nuestras experiencias y nuestro sistema de valores; por eso es tan importante permitir la variación en la respuesta.

 

Los olores son más seguros que los sonidos o las imágenes para quebrar los hilos del corazón.

 

Comparte este artículo

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba